La nube ( capitulo II )

Durante el día siguiente, John solo dejo de observar a Sipo para intentar manipularlo. Nada, absolutamente nada dio resultado, ni siquiera un lanzamiento contra la pared, producto de la frustración, produjo la mas minima alteración en el indescifrable objeto.

Tras contemplar el final del día en la pantalla de un reloj que marcaba las 20h, a John le sobrevino una mezcla de cansancio y resignación, a los que siguió la decisión de cenar y relajarse un rato viendo la televisión.

La nevera abierta recordaba un campamento en el polo norte. Un trozo de pastel de carne a modo de tienda de campaña, rodeado de hielo y escarcha. Afortunadamente, una cerveza reposaba en el ultimo estante. Cena en mano, John se acomodó en un sillón y encendió su ordenador, que utilizaba como la mejor televisión que un sueldo de jardinero podía pagar. La frugal ingesta solo dió para 4 bocados y 10 minutos, pero el cansancio seguía llamando a la puerta, y John acepto la visita. Comenzó el ritual de todas las noches, recogió el plato, y tiro el bote cerveza vacío a la basura. Volvió al salón para abrir el sofá cama ( la mejor cama que un sueldo de jardinero podía pagar, por supuesto ), pero un parpadeo llamó su atención. El led del ordenador que indicaba actividad bluetooth no paraba de encenderse y apagarse. Confuso, John decidió reiniciar el ordenador, pero aquella lucecita continuó parpadeando.

– Pues que bien! 20 días ha durado sin estropearse!

Refunfuñó.

– Encuentra ahora la garantía! En este desastre!

Se recriminó a si mismo el joven, mientras se giraba para buscar el dichoso papel de entre de una montaña de ellos, que se asentaba contra la lampara, encima de una mesita. Extendía la mano cuando otro destello provocó que los ojos de John se abriesen exageradamente. Sipo también parpadeaba. El tiempo pareció congelarse momentáneamente, mientras la admiración, la curiosidad y una extraña alegría se hacían con la voluntad del periodista. Todas ellas se disiparon durante los 10 minutos posteriores, en los que John fue incapaz de averiguar que interacción se podía estar dando entre ambos dispositivos. Finalmente, más cansado y frustrado que antes de cenar, John se acostó.

Eran las 8:30 de la mañana, pero los telefonos no saben de horarios. Clark si sabe de estos, y así se lo hizo saber a cualquiera que estuviera al otro lado de la linea.

 – No son horas!

Gritó, antes de colgar. Pero el conocido Ring!Ring! Volvió a sonar, hasta que no hubo más remedio que atenderlo.

 – Joder! Quien es?!

– Código?

– Quien eres, plasta!

– Soy John.

– John?

– John Jamison.

– No…

– Del master de tecnologías de comunicación.

– ….de acuerdo. John, necesitas algo?

– Veras. Tengo algo que podría resultarte interesante.

– Ah si? Que es?

– La verdad, no lo se.

– …pero…bueno, y para que sirve?

– ..yo…no lo se.

– Es una broma? Si es una broma, no tiene ninguna gracia. Es pronto, y necesito dormir. Buenos días.

– No, por favor, no cuelgues, veras…

Clark, o Código como le llamaban sus amigos, vivía rodeado de pantallas, teclados y ratones. Huérfano de madre desde los 10 años, su juventud se había centrado en el estudio de la seguridad informática y la difusion de la información mediante la tecnología. Obsesivo, casi paranoico, resultaba, sin embargo, agradable en el trato cercano. Demasiado para alguien que vivía solo y con esos antecedentes y aficiones, se podía pensar. Sin embargo, no soportaba, como la mayoría, que le despertaran pronto en domingo.

En cualquier caso, una vez que John le contó todo lo que sabía, que resultaba ser bien poco, acerca de Sipo, el interes y la curiosidad desplazaron a la irritación y el sueño, y Clark invito al jardinero a acercarse a su casa, para poder echarle un ojo a ese juguetito.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s